Para quienes quieren emprender en Suiza, constituir una Sociedad Anónima es una de las mejores opciones disponibles. Y es que, este país es ideal para constituir sociedades comerciales porque sus condiciones financieras, así como su régimen legal y fiscal, ofrecen muchas ventajas a los empresarios.

Además, se habla mucho de lo bueno que es vivir en Suiza gracias a su alta calidad de vida, la seguridad del país, la estabilidad política, a su infraestructura eficiente y moderna, a la flexibilidad del derecho de trabajo y a su excelente ubicación en el centro de Europa. Si todo esto te convence para constituir una empresa en Suiza, esto es lo que debes saber sobre las sociedades anónimas.

Constituir una Sociedad Anónima en Suiza

Características de una Sociedad Anónima en Suiza

En el mundo de los negocios, las Sociedades Anónimas (SA) suizas son consideradas una de las formas jurídicas más fiables y con mayor credibilidad. Suelen ser utilizadas principalmente por medianas y grandes empresas y se caracterizan por lo siguiente:

  • Su capital social mínimo es de 100.000 francos suizos (72.700€).
  • Como mínimo, debe ser desembolsado el 50% del capital social.
  • Se debe crear una cuenta para depositar el capital de creación. Proceso complejo que requiere de múltiples requisitos.
  • Para su constitución, la empresa debe contar con al menos un representante que tenga el poder de firmar por la empresa y que resida en Suiza.

 

Ventajas de constituir una Sociedad Anónima en Suiza

Emprender en Suiza creando una Sociedad Anónima ofrece algunas ventajas muy interesantes para cualquier inversor. Estos son los principales beneficios:

 

  • Datos protegidos. Los accionistas pueden permanecer en el anonimato si así lo quieren, por lo que su identidad no está al alcance del público. Aunque se debe informar quien es el “Beneficial Owner” de la empresa a las autoridades y bancos.
  • Seguridad de inversión. Gracias a ser un Estado federal, a su estabilidad económica y política son garantías de que Suiza posee una elevada seguridad de inversión en Suiza.
  • Ventajas fiscales. Gracias a diferentes convenios fiscales internacionales, las Sociedades Anónimas en Suiza tienen una carga fiscal moderada.

La creación de una Sociedad Anónima en Suiza es un procedimiento formal, cuya constitución pueda resultar compleja. Por ello, es importante que cuentes con la asesoría de expertos profesionales. De esta manera, ellos podrán guiarte durante todo el proceso para que tu proyecto de emprender en Suiza sea un éxito.