La política fiscal suiza establece tres grandes categorías para los impuestos: los federales, los cantonales y los municipales. Sin embargo, es importante que sepas que la recaudación de impuestos en este país difiere de los del resto de Europa. De hecho, en la actualidad es el único país de la región con un sistema diferente.

¿Cómo se pagan los impuestos en Suiza?

Los impuestos en Suiza, tanto para contribuyentes nacionales como extranjeros con permiso de residencia C (permanente), se pagan por medio de una declaración de impuestos anual y los impuestos a pagar se calculan tomando como base dicha declaración.

Existe otra opción para el pago de los impuestos cantonales y comunales: realizar pagos anticipados a plazos a lo largo del año. Así como las tarifas, el número de plazos también varía según los cantones; hay quienes permiten un pago mensual o un pago total en una sola operación.

En cualquiera de los dos casos, hay una revisión al final del ejercicio fiscal. Es decir, la administración se encarga de establecer una imposición definitiva a los contribuyentes que tienen residencia fiscal en Suiza para determinar si los anticipos pagados son suficientes o no.

Pero hay una excepción a este sistema. Los impuestos en Suiza para extranjeros que no tienen permiso de residencia permanente están sujetos a la retención fiscal en origen. Esta se establece como una retención a cuenta, ya que es el empleador el encargado de deducir los impuestos directamente del salario mensual del trabajador y abonar el dinero al Estado.

Impuestos en Suiza VS  impuestos en Europa

Impuestos en Suiza vs impuestos en Europa

La recaudación de impuestos en Suiza como lo decíamos al inicio, no es igual a la del resto de Europa. Todos los países del continente han pasado del sistema de impuestos declarativo a un sistema de retención a cuenta. Esto quiere decir que los asalariados suizos son los únicos europeos a los que no se les descuenta de su nómina el impuesto sobre la renta.

En los últimos años, varios parlamentarios suizos han llevado este debate a la palestra, en un intento de que en el país se adopte el mismo sistema que se ha implementado en el resto del continente.

Sin embargo, el Gobierno se opone a las retenciones a cuenta y desde el Consejo Federal afirman que este sistema implicaría una carga administrativa excesiva para las empresas, las administraciones y los contribuyentes. Otra razón que se da para no adoptar la recaudación de impuestos a cuenta es que significaría decirles a las personas que no son capaces de organizarse.

No obstante, muchos piensan que optar por las retenciones a cuenta solucionaría la morosidad en Suiza. Y es que, este país figura entre uno de los peores pagadores de Europa en materia de impuestos. Si tienes obligaciones tributarias en el país, te invitamos a que busques asesoría fiscal. Un asesor tributario te ayudará a entender mejor el sistema de impuestos en el país y cómo proceder.