Vivir en Suiza, trabajar, disfrutar de su fuerte economía, calidad de vida, seguridad y de todos los encantos que este país tiene para ofrecer es el objetivo de muchos, pero para conseguirlo es necesario conocer bien cómo son las condiciones laborales, los tipos de contratos que se manejan, los beneficios que gozan los ciudadanos de la Unión Europea, así como los trámites necesarios para los hispanos en Suiza que quieran ejercer una actividad económica, sea por cuenta propia o ajena.

A continuación, mencionamos los diferentes tipos de contratos que existen en el país y lo que cada uno implica.

Contrato de trabajo corto (menos de tres meses)

Para los ciudadanos de la UE, gracias al acuerdo vigente sobre Libre Circulación de Personas, cuando un contrato tiene una duración de tres meses o menos no requiere el trámite de un permiso de trabajo y tampoco de residencia.

Contrato de 3 meses a 1 año de trabajo

Los contratos de trabajo que superan los tres meses, pero no llegan al año reciben el permiso L (Autorización de corta duración). Este permiso se expide de acuerdo con la duración del contrato y puede renovarse. En el caso de que el permiso de trabajo sea solo de unos meses, puede prorrogarse el permiso hasta que alcance el tiempo límite, que debe ser inferior a 365 días. Esto solo cuando se pueda probar que se está ejerciendo una actividad económica en territorio suizo.

Una ventaja clara que ofrecen las autoridades cantonales de migraciones es que cuando el trabajador esté tramitando un nuevo permiso, cuyo tipo dependerá del nuevo contrato, durante el tiempo que dure la carencia del mismo, no es obligatorio salir del país.

Contrato indefinido

Los tipos de contrato de tiempo indefinido, o que al menos que superen el año de duración permiten obtener el permiso B (Autorización de estancia), este tiene una duración de 5 años de forma automática. Y durante su primera renovación, este tiempo puede limitarse si el trabajador entro en desempleo involuntario por más de 12 meses. Esto es valido para extranjeros de todos los países, sin embargo, los nacionales españoles cuya residencia en el país no haya sido interrumpida en esos 5 años, no requieren renovar el Permiso B, sino cambiar al Permiso C (Autorización de establecimiento).

tipos de contratos en Suiza

Trabajadores independientes

Los trabajadores independientes o de cuenta propia que decidan establecerse en Suiza para realizar su actividad económica, deben probar ante las autoridades el trabajo que planea ejercerse en su territorio. Para esto se debe crear o tener una empresa establecida, se evalúan los ingresos que dicha actividad económica genera, así como que el solicitante pueda mantenerse por su cuenta, sin necesidad de solicitar ayuda social. Una vez aprobado podrá obtener un permiso de trabajo y residencia con una duración de 5 años como mínimo.

Algo importante es que el trámite de cualquiera de estos tipos de contratos es que no son tan complejos de conseguir para los ciudadanos miembros de la UE, sin embargo, para ciudadanos de otros países si lo es. Cualquiera que sea tu caso, obtener al asesoramiento laboral adecuado puede marcar la diferencia entre conseguir un contrato de trabajo para vivir en Suiza o no.