Uno de los mayores desafíos de las empresas es la gestión laboral, sobre todo porque se trata de una actividad que incluye numerosas tareas. El departamento de recursos humanos, por lo general, se encarga de esta gestión, pero muchas veces no se da abasto. Por ello, muchas organizaciones apuestan por contratar asesoría laboral externa.

Este es un servicio que se encarga de todo lo relacionado con la economía de la compañía. Por ello, también se le conoce como servicio de asesoría laboral y contable. Un asesor laboral controla tareas asociadas con las relaciones con los empleados como nóminas, contratos, horas extras, vacaciones; con la seguridad social como despidos, impuesto de la fuente, jubilaciones o decesos, prevención de riesgos laborales; e incluso asesoría extrajudicial y judicial.

¿Cuándo contratar un servicio de asesoría laboral?

Si tienes una pequeña o mediana empresa difícilmente podrás destinar a un trabajador exclusivo para la gestión laboral. Por ello, en muchos casos es mejor contratar a un asesor externo que pueda llevar a cabo las tareas que no puedes realizar internamente y a un mejor precio.

Con un servicio de asesoría fiscal y laboral podrás ahorrarte muchos dolores de cabeza porque contarás con profesionales expertos en el área. Además, estos no solo mejorarán la eficiencia y la gestión de tu empresa, sino que además ayudarán a reducir los riesgos derivados de una mala gestión como despidos injustificados o errores en el pago de vacaciones, por ejemplo.

Ventajas de la asesoría laboral externa

Contar con un servicio de gestoría laboral externo puede ofrecer muchas ventajas como:

  • Gastos fijos a variables. Convertirás un coste fijo, que en este caso son los trabajadores, en un gasto variable al contratar un asesor externo. Además, este servicio se puede personalizar según las necesidades que tenga la empresa.
  • Solución rápida a los problemas. Los asesores externos al estar alejados de tu empresa ven las situaciones que ocurren en ella con mayor claridad. Esto les ayuda a aportar ideas más eficientes y de forma más rápida.
  • Apoyo al departamento interno. Los empleados de tu empresa pueden contar con el apoyo de expertos en el área.

Así que, si quieres prevenir problemas administrativos, legales y brindar orientación a tu equipo de trabajo, tener un mayor control sobre la toma de decisiones, proteger al negocio y evitar riesgos, ahorrar costes, por nombrar algunos ejemplos, lo mejor es optar por un servicio de asesoría laboral.