En Suiza, todos los residentes, sin importar su nacionalidad, deben contar con un seguro básico y obligatorio de enfermedad. Pero además de esto, la seguridad social en Suiza contempla otras ramas, cada una con características diferentes destinadas a los jubilados, para que puedan mantener su nivel de vida tras abandonar la vida laboral.

Los empleadores tienen una participación importante en el financiamiento de la mayoría de estas ramas. Sin embargo, en el caso del seguro de enfermedad debe ser la persona asegurada quien lo financie.

aportaciones a la seguridad en Suiza

Seguridad social en Suiza: sus 3 pilares

Es importante que los hispanos en Suiza conozcan y entiendan bien cómo funciona la seguridad social en este país. Está formada básicamente por tres pilares que son el seguro de vejez y supervivencia, el sistema de previsión profesional y por los planes individuales de ahorro de inversión privada.

  • Primer pilar

Se trata de un plan estatal de pensiones que incluye varios esquemas de seguros, casi todos obligatorios para quienes decidan vivir en Suiza. Entre estos están el Seguro de Invalidez (IV/AI), el Seguro de Vejez y Supervivencia (AHV/AVS), y el Seguro de Desempleo (ALV/AC) (Normalmente no se cuenta en este pilar pero administrativamente si se contempla), este último es obligatorio para empleados pero no para independientes.

Las personas divorciadas y las que han formado parte de una pareja civil registrada disuelta tienen derecho a la pensión si cumplen determinadas condiciones (por ejemplo, tener un hijo o haberse divorciado después de haber cumplido los 45 años, en ambos casos siempre que el matrimonio haya durado al menos 10 años). El derecho a percibir la pensión de viudedad se extingue en caso de un segundo matrimonio o de fallecimiento.

La pensión de vejez se recibe a los 65 años en el caso de los hombres y a los 64 años las mujeres. Se puede recibir uno o dos años antes pagando un gravamen y también se puede postergar de 1 a 5 años. Por otro lado, todos los trabajadores en el país están asegurados contra el desempleo, a excepción de quienes ya tienen edad de jubilación.

  • Segundo pilar

Este pilar lo integra el Sistema de la Previsión Profesional (BVG/LPP) o fondos de pensiones. Existe para ser un complemento de los Seguros de Vejez y Supervivencia e Invalidez. El fondo de pensiones asegura automáticamente a los empleados que ganan más de 20.520 francos anuales. En el caso de los empleados autónomos, estos pueden adherirse a este plan de forma voluntaria.

Este segundo pilar, unido a las prestaciones del primer pilar, permite que los jubilados puedan contar con el 60% de su salario. De esta manera el sistema se asegura de que estas personas mantengan su calidad de vida anterior a dejar la actividad laboral.

  • Tercer pilar

El tercer pilar de la seguridad social en Suiza es privado. Se trata de planes individuales de ahorro que cada trabajador puede tomar para reforzar sus ingresos basados en los dos pilares anteriores. Por ello, es de carácter voluntario, aunque se caracteriza por ofrecer ventajas tributarias como desgravación fiscal.

Muchas veces el sistema de seguridad social suele ser un poco complicado de entender para los hispanos en Suiza. En estos casos es buena idea consultar con expertos legales conocedores de esta área para que te asesoren en este tema.